CANDY FACTORY Confitería y Dulces y Finos  nace como un pequeño negocio de autoservicio que inicio operaciones en Mayo 2009, en el municipio de Toluca, Estado de México, su principal giro se basa en la compraventa de dulces a granel. Candy Factory es un concepto de sabores al paladar, se distingue por ofrecer, la más grande variedad de sabores (actualmente 385), las mejores marcas de confitería y dulce fino.

 

Cuando Candy Factory comenzó era muy pequeño, por lo cual solo dos personas se hacían cargo de toda la operación del mismo, esto fue desde la idea de negocio, la planeación para su apertura, hasta las labores propias de limpieza.

 

Al pasar de los meses el negocio comenzó a ser reconocido por los clientes y se fue acreditando,  creció paulatinamente con el correr de los meses, se introdujeron más sabores y/o productos, con la finalidad de aprovechar este impulso y reconocimiento de los clientes. Se tomaron cursos de chocolatería fina y cursos de manualidades, al mismo tiempo que se decidió abrir una nueva línea de productos Premium (comestibles y decorativos),  situando  al negocio hacia la idea de que fuera un lugar, en donde las personas además de encontrar lo necesario para satisfacer su paladar, necesidad de dulces  o antojo  encontraran el tipo de productos e  insumos que los ayuda para la realización de su fiestas, eventos familiares y sociales.

Una vez concretada la idea, funciono como tal, ya que lo clientes comenzaron a identificar  el negocio como aquel lugar donde satisfacen su necesidad de antojo y hallar desde un detalle, obsequio o regalo hasta encontrar los dulces Premium, para que ellos mismos puedan armar su fiesta u/o evento social, incluso ser proveedor de otros pequeños negocios familiares que incursionan en la preparación de mesas de postres y dulces.

 

Con el paso del primer año, el negocio tuvo tal éxito, que las instalaciones realmente ya eran insuficientes para la demanda y las operaciones del mismo, por lo que se decidió ampliar el local, con la finalidad de que pudiera ofrecer un mejor servicio a los clientes, entrando con una nueva gama de productos; en primera instancia fue fortalecer el mercado de las paletas que se tenía, y como segundo punto la chocolatería premium. Este aumento de operaciones requirió de igual manera el aumento de personal, por lo que de ser únicamente dos personas las que se ocupaban del negocio, pasaron a ser cinco.

Ha sido entonces que CANDY FACTORY Confitería y Dulces y Finos pensando siempre en cubrir las necesidades de los clientes e innovando con nuevos productos, decide valorar la apertura de una nueva sucursal en la ciudad de Toluca México, con el fin de estimar si la idea de la oportunidad de negocio que se tiene pudiera ser rentable.